Regresar a Página Principal

 

    
La Previsión Social En México
Aportación:
Adriana Bazaldua, Consultoría
Sucursal D.F.

 


::::::  La Previsión Social En México  ::::::


¿Qué es la previsión social?
¿Por qué es importante conocer los alcances que dichas prestaciones tienen?
¿Qué implicaciones fiscales puede tener para quien otorga dichas prestaciones y para quien las recibe?

Durante el paso de los años, algunos sindicatos y algunas empresas han buscado la manera de otorgar ciertas prestaciones a los empleados, con la finalidad de apoyar a su desarrollo, no solo económico, sino también en su desarrollo cultural y en gran parte al mejoramiento en su calidad de vida y al de su familia.

Es por esta razón que durante la existencia en mayor medida de los sindicatos, se comenzó a crear la figura del concepto denominado en la actualidad como previsión social, sin embargo ¿Qué es la previsión social? ¿Cómo afecta a las empresas y sus trabajadores?.

Para resolver esta y otras preguntas que puedan surgir, lo primero será definir qué es la previsión social, y para ello nos enfocaremos a la definición que otorga en la actualidad la Ley del Impuesto Sobre la Renta, la cual y debido a la confusión que creaba dicho concepto decide definir desde el año 2003 a la previsión social de la siguiente manera en su artículo 8º último párrafo.

Art. 8. Ultimo párrafo:

Para los efectos de esta ley, se considera PREVISIÓN SOCIAL, las erogaciones efectuadas por los patrones a favor de sus trabajadores que tengan por OBJETO satisfacer contingencias o necesidades presentes o futuras, así como el otorgar beneficios a favor de dichos trabajadores, tendientes a su superación física, social económica o cultural, que les permitan el mejoramiento en su calidad de vida y en la de su familia.

Sin embargo y debido a esta definición, nos encontramos con otra problemática, ya que nuestros legisladores decidieron que la previsión social eran todas aquellas erogaciones que la empresa efectuara a favor de sus trabajadores, por lo tanto y a pesar del intento por definir qué es la previsión social nos encontramos con que cualquier cosa podría ser previsión social si ayuda a la superación del trabajador en los aspectos antes descritos.

Asimismo, es importante hacer notar que no se otorga un nombre específico a estas prestaciones, es decir en este artículo no menciona si los vales de despensa son previsión social, si un deportivo es parte de dichas prestaciones, o bien si un seguro de vida es parte de este concepto tan ambiguo.

Debido a esta definición muchas empresas comenzaron a crear diversos conceptos los cuales manejaban como previsión social, por lo cual se empezó a caer en el exceso de dichas prestaciones y con lo cual muchas empresas lograban la deducción de las mismas y evitaban el pago del impuesto correspondiente, esta tendencia de las empresas nuevamente genera que los legisladores centren su atención de nueva cuenta en este tipo de conceptos, y es por este motivo es que deciden regular de una forma diferente a estas prestaciones.

Es de aquí donde no solo surge el artículo 31 Fr. XII de la Ley del impuesto sobre la renta, el cual menciona que:

Cuando se trate de gastos de PREVISIÓN SOCIAL, las prestaciones correspondientes se otorguen en forma general en beneficio de todos los trabajadores.

PREVISIÓN SOCIAL DEDUCIBLE

El monto de las prestaciones de previsión social deducibles otorgadas a los trabajadores no sindicalizados, excluídas las aportaciones de seguridad social, las aportaciones a los fondos de ahorro, a los fondos de pensiones y jubilaciones complementarios a los que establece la ley del seguro social a que se refiere el artículo 33 de esta ley, las erogaciones realizadas por concepto de gastos médicos y primas de seguros de vida, no podrá exceder de diez veces el salario mínimo general del área geográfica que corresponda al trabajador, elevado al año.

Con este artículo el legislador pretende que para hacer deducibles dichas prestaciones será necesario cumplir con estas reglas, y de esta manera al mismo tiempo evitar el abuso de dichos conceptos por parte de las empresas que quieran otorgarlos a sus trabajadores.

Sin embargo, aún se tenían ciertas lagunas u omisiones que el mismo legislador trata de mejorar y es aquí cuando también surge una nueva modificación pero, esta va más relacionada a la parte del trabajador, es por ello que dentro de la ley del impuesto sobre la renta en su artículo 109 que hace referencia a las exenciones se comienza a incluir el concepto de PREVISIÓN SOCIAL, dicho artículo menciona lo siguiente:

Art.109 FR VI:

Los percibidos con motivo de subsidios por incapacidad, becas educacionales para los trabajadores o sus hijos, guarderías infantiles, actividades culturales y deportivas, y otras prestaciones de previsión social, de naturaleza análoga, que se concedan de manera general, de acuerdo con las leyes o por contratos de trabajo.

Pero nuevamente se vuelve a caer en un concepto ambiguo, ya que este artículo nos menciona otras prestaciones de previsión social de naturaleza análoga, y aquí cabría preguntarnos ¿Cuáles son de naturaleza análoga? En fin tal parece que los legisladores aún siguen teniendo problemas para establecer cuales son estas prestaciones y con qué nombres se deben asignar.

Aún así lo que el legislador si cuido dentro de este concepto, fue el cémo debía ser el tratamiento fiscal , es por ello que si nos adentramos al mismo artículo 109 en su penúltimo párrafo, nos encontraremos con otra sorpresa, dicho párrafo menciona lo siguiente:

La exención aplicable a los ingresos obtenidos por concepto de prestaciones de previsión social se limitará cuando la suma de los ingresos por la prestación de servicios personales subordinados y el monto de la exención exceda de una cantidad equivalente a siete veces el salario mínimo general del área geográfica del contribuyente, elevado al año; cuando dicha suma exceda de la cantidad citada, solamente se considerará como ingreso no sujeto al pago del impuesto un monto hasta de un salario mínimo general del área geográfica del contribuyente, elevado al año. Esta limitación en ningún caso deberá dar como resultado que la suma de los ingresos por la prestación de servicios personales subordinados y el importe de la exención, sea inferior a siete veces el salario mínimo general del área geográfica del contribuyente, elevado al año.

Como se puede notar en este párrafo, entonces la previsión social a la que se refiere la ley del impuesto sobre la renta, y a la que se refieren los contratos colectivos, no es sino un ingreso más para el trabajador de acuerdo al planteamiento que hacen los legisladores, por lo que si estas prestaciones llegan a rebasar los límites establecidos por la ley, entonces quien deberá pagar dichos excesos será el trabajador, por lo tanto podemos concluir que la previsión social no es realmente exenta como lo trata de hacer notar en primera instancia el legislador.

Por esta razón es recomendable que todas aquellas empresas que deseen retribuir a sus trabajadores con prestaciones de previsión social, consideren muy bien y de manera cuidadosa como llevarán a cabo esta retribución, ya que como se aprecia con anterioridad si se cae en excesos se pueden generar no solo complicaciones para la empresa sino también arrastrar en su afán de mejorar la vida de sus trabajadores, al trabajador mismo.

Es importante comentar que debido a la complejidad que representa el hablar de este tema, aquí solo se ha desglosado una pequeña parte del mismo, sin embargo aún se podrían encontrar tantas situaciones que se necesitaría un mayor espacio para definir con mayor claridad todas implicaciones fiscales que este solo concepto conlleva.
 

 

::::::: Referencias  ::::::

 Agenda Fiscal 2006

 

Regresar a Página Principal